FANTASIAS SEXUALES

 
 
LA PAREJA
AREAS
 

  La relación
  • Sexología
  •  
    Definición: Las fantasías sexuales son pensamientos e imágenes sobre temas sexuales que nos llevan a sentir sensaciones corporales placenteras. Como están en nuestra imaginación, en lo irreal, podemos transformar estos pensamientos o imágenes en lo que más nos guste; no hay límites y todo está permitido: podemos ser o hacer todo aquello que en nuestras vidas reales y sexuales no nos permitimos.

    Por medio de las mismas nos expresamos sexualmente, así mismo, las podemos utilizar para lo que queramos: para sentir deseos sexuales, para excitarnos, CONÓCENOS...Por ello las fantasías pueden ser una fuente de crecimiento personal, de autoconocimiento de placer, de juego, de creatividad... A partir de las mismas podemos entender muchas de nuestras actitudes relacionadas con la sexualidad, de nuestros valores y de nuestros roles.



    ¿Por qué se consideran las fantasías sexuales un tema tabú?

    Como con cualquier otro tema relacionado con la sexualidad, con nuestros cuerpos y con mis mentes, se han formado muchos mitos y muchos tabúes: se piensa que las fantasías que tenemos son el resultado de algo que reprimimos en nuestro interior ( p.e, si tenemos fantasías con personas de nuestro mismo sexo, pensamos que en realidad tenemos sentimientos homosexuales reprimidos y que no aceptamos); por ello le ponemos connotaciones negativas e intentamos no hablar de las mismas.
    Porque siempre se han asociado con la inmadurez, la infidelidad, la inmoralidad, el pecado, lo prohibido...



    Porque en nuestras fantasías todo esta permitido, no tenemos censura, sólo lo que nosotros queramos poner. Probamos experiencias, sensaciones, deseos, sentimientos que socialmente están prohibidos o mal vistos.

    Algunas culturas y religiones consideran que el pensamiento y el acto es lo mismo, así que si pensamos en cosas raras o inmorales estamos cometiendo un grave pecado, como si lleváramos a la realidad esos pensamientos.

    Porque se consideran como algo muy intimo, que pueden desvelar aspectos muy secretos de nuestra personalidad y que no hay que contar. Mejor no compartirlas, pues nos podemos avergonzar de lo que pensamos, o quizá s creamos que tenemos que llevarlas a la práctica.
    Porque se sale del modelo de expresión sexual que nos han vendido: relaciones heterosexuales, genitales y coitales.

    ¿Que funciones tienen, para que sirven?

    De alguna u otra manera, todos y todas tenemos fantasías sexuales, como imágenes fugaces pasajeras involuntarias, o historias con principio y fin que recreamos en nuestras mentes de manera voluntaria.

    Las fantasías tienen una función muy importante en nuestras vidas, y pueden servir para:


    • Expresar nuestros deseos sexuales y nuestros sentimientos.
    • Evadirnos de la vida real, de la monotonía, de lo que no nos gusta.
    • Aumentar o iniciar la excitación sexual, tanto en relaciones sexuales en pareja como con nosotros mismos (hay personas que necesitan utilizar algún tipo de fantasía para sentir un orgasmo).
    • Sentir excitación sexual sin ningún tipo de riesgo: sexo seguro.
    • Descargar o liberar tensiones.
    • Ensayar conductas sexuales que nunca hemos llevado a la práctica: podemos anticipar situaciones, dificultades, miedos...

    En definitiva, forman parte de toda nuestra sexualidad, y sirven para lo que cada uno/a quiera que sirvan, pues podemos transformar todo nuestro mundo real en lo que queramos.

    ¿Que tipos de fantasías sexuales son más comunes?

    Hay fantasías que se producen de manera voluntaria y solemos recurrir a ellas con cierta frecuencia o en determinadas circunstancias (mientras nos masturbamos, en el coito...) porque nos producen placer;

    Estas pueden ser las más comunes:

    • Un recuerdo de algo que nos gusta; (un beso, una caricia, una mirada... o imágenes sacadas de un libro o una película).
    • Algo que no hemos vivido pero que nos gustaría que nos ocurriera (enamoramiento).
    • Algo que no hemos vivido y que jamás lleváramos a cabo, porque están enfrentadas al sistema de valores (una experiencia sexual forzada con violencia, infidelidades...). Estas suelen ser muy creativas sino nos causa ningún tipo de temor y podemos disfrutar con ellas.

    El contenido sexual de las fantasías puede ser totalmente genital o global, en los que intervienen otros componentes como los afectos, las caricias, los juegos...
    Podemos ser los protagonistas y tomar parte activa o ser meros espectadores.
    No hay fantasías buenas o malas, mejores o peores, sino las que expresan deseos y emociones sexuales.
    Hay otras que no aparecen de manera voluntaria y que se producen de manera espontánea. Se pueden dar de manera repetida y crear sentimientos contradictorios de culpa, de ansiedad. Este tipo puede inhibir por completo el deseo sexual, o por el contrario producir excitación sexual; suelen incluir alguna forma de daño o castigo físico. Se llaman fantasías intrusas.

    Hay muchos tipos de fantasías, pero las más comunes son las que giran en torno temas relacionados con:

    • amorosas y románticas
    • homosexuales.
    • sadomasoquistas.
    • incesto.
    • Forcejeo.
    • dominio/sumisión.

    ¿Cuales son los contenidos más frecuentes de las fantasías?

    Los contenidos de las imágenes eróticas pueden ser ilimitados y múltiples, pero los más frecuentes serian:

    • Lo prohibido o lo nunca experimentado situaciones que nunca hemos experimentado en la vida real, por la carga prohibida que conlleva o por estar en contra de nuestras creencias: relaciones sexuales en lugares públicos, la prostitución, relaciones sexuales con animales. Se suelen utilizar para vencer la rutina, la monotonía en las relaciones sexuales.
    • fantasías en las que somos conquistados, sometidos mediante ordenes, humillaciones...
    • Cambio de pareja: Este tipo de fantasía es una de las más corrientes, ya que pensamos que tenemos relaciones sexuales con otra persona distinta a nuestra pareja.
    • Sexualidad en grupo: Orgías con amistades, relaciones sexuales con más de 1 persona del mismo o de distinto sexo.
    • Voyerismo: fantasías en las que nos imaginamos contemplando a otras personas en plena actividad sexual.
    • Relaciones sexuales en lugares paradisíacos y románticos. Están muy presentes el amor, el enamoramiento, la atracción.
    • Sadomasoquismo: Fantasías en las que aparece el dolor y la fuerza física.
    • Violaciones: violadora o violada.

    Normalmente cada persona tenemos nuestra/s fantasía/s preferida/s la/s que solemos recurrir con mucha frecuencia.

    ¿Hay diferencia entre las fantasías de las mujeres y las de los hombres?

    Siempre se ha pensado que los hombres tienen más fantasías sexuales que las mujeres, al igual que se ha pensado que tiene más deseos sexuales y más necesidades
    sexuales.
    También se ha pensado que si la mujer tenía fantasías de algún tipo, estas eran mas de tipo amoroso, románticas, más globales (caricias, besos...), y no se consideraban sexuales.
    Sin embargo, la de los hombres eran más de tipo pornográficas, incluyendo elementos genitales. Pero a pesar de lo que siempre se ha pensado, existen muchas similitudes entre las fantasías de hombres y mujeres, al igual que en la expresión de la sexualidad en la vida real, pero sin perder de vista el factor sociocultural que ha condicionado dicha expresión.
    Todas las personas, hombres y mujeres tenemos capacidad para imaginar, para fantasear y para sentir muchas cosas; lo que ocurre es que no sabemos si los contenidos de las mismas son similares o no, si varían los elementos, los contextos, los escenarios

     


      Separación y divorcio
  • Terapia de Pareja
  •    
  • Psicología
  •     Crisis de pareja
  • Terapia Familiar
  •    
  • Hipnosis Clínica
  •    
  • Terapia de grupos
  •    
    promocion    
       
    PSICOLOGIA
        Ansiedad
        Estres
    FORMACIÓN
        Depresión
    Cursos     Fobias
    Talleres     Obsesiones
    Charlas para colegios     Adicciones
    Charlas para centros     Trastornos alimentarios
    crisis de pareja    
        Elaboración del duelo
       
       
       
       
       
        TODO SOBRE
      Respuesta sexual
    INFORMATE SOBRE
        Píldora Postcoital
    Disfunciones sexuales     Fantasías sexuales
    Disfunción erectil     Las feromonas
    Eyaculación precoz     Zonas erógenas
    Vaginismo     Fármacos y sexo
    Dispareunia     Hipnosis y sexología
    Anorgasmia    
    Falta de deseo     Mitos sobre sexo
    Aversión al sexo     Las parafilias
    Adicción al sexo     Abusos sexuales
    Otras disfunciones Orientación sexual
       
       
       
       
       
       
        HIPNOSIS
        ¿Qué es la hipnosis?
       
    CONÓCENOS
        Hipnoterapia
        Autohipnosis
        Curso de hipnosis
        Taller de hipnosis
       
       
       
       
       
       
           
    C/Sol i padrís nº 8 -08203- Sabadell (Barcelona)   Telf. 93 726 38 68

    © Centre de Sexologia Sabadell     E mail: info@sexologias.com
    LA PÁGINA DE SEXOLOGÍA DE SABADELL